Abimael Fidel Obispo Zenteno: “Su amor por la biodiversidad y el trabajo en equipo hacen la diferencia”

 


Comunicativo y muy carismático, así es Abimael, guardaparque del puesto de control de Tinco Huantan, en la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas-RPNYC. Cada una de sus actividades en beneficio de la conservación, le han permitido participar del cambio de actitud y renovar su compromiso por la conservación de estos espacios naturales. Ya casi han pasado 10 años desde que ingresó a formar parte de la brigada de Guardaparques, demostrando en cada uno de sus acciones gran responsabilidad y un compromiso inquebrantable por la Reserva.


“Cuando empezamos no había un puesto de control, por lo cual teníamos que construir una casa de triplay para cumplir con nuestro trabajo y poco a poco ha ido mejorando”, comenta Abimael haciendo un alto a su labor de vigilancia. Con el transcurrir de los años en la Reserva, él ha ido aprendiendo junto con la población de Tinco los cuidados que requiere la conservación de la biodiversidad en estas espacios naturales. A pesar de las dificultades del clima y otros factores inherentes a su labor, Abimael ha sabido ser un guía para su comunidad impartiendo sus conocimientos.


“Desde que me inicié como guardaparque nada ha sido fácil, en momentos la comunicación con la población de mi zona ha sido un poco de desconfianza. He tratado de manejar las cosas y buscar alternativas de cómo llegar a la gente. Experiencias y anécdotas hay muchas, pero las ganas de seguir impartiendo conocimientos y contribuyendo con la comunidad no me lo quita nadie”, concluye Abimael antes de despedirse rumbo a esos impresionantes y fascinantes parajes naturales que esconde la Reserva.