Hablar de aprovechamiento sostenible es hablar de desarrollo, compromiso y conservación; por ello, el SERNANP lo ha convertido en el eje central para la gestión efectiva de las áreas naturales protegidas.

En un inicio, este mecanismo se limitaba solo a acciones de subsistencia, mientras que en la actualidad constituye una actividad comercial que ha permitido mejorar la calidad de vida de las poblaciones.

A la fecha podemos afirmar que más de 250 mil peruanos se han visto beneficiados por los servicios y recursos naturales que les proveen las áreas protegidas, una ardua labor que demandó esfuerzo y dedicación no solo de las jefaturas de ANP, sino de todo su personal, que han sabido llevar el mensaje de la conservación y el aprovechamiento de la mano.