Saltar al contenido
Icono

Objetivo

Conservar una porción representativa de los bosques nublados secos de la vertiente occidental de los andes,  los cuales albergan una importante diversidad de especies de flora y fauna silvestre. Promover la investigación científica, que sirva como base para la conservación del bosque y fomentar la recreación, turismo y educación ambiental, en beneficio de las poblaciones.

Icono

Ubicación

Se ubica en la vertiente occidental de los Andes Centrales en la provincia de Huarochirí, departamento de Lima.

Icono

Creación

El 13 de octubre de 2010, mediante la Resolución Ministerial Nº 195-2010-MINAM

Icono

Extensión

545,75 hectáreas

Icono

Contáctenos

Comunidad Campesina de San Bartolomé

zrbosquedezarate@sernanp.gob.pe

jheaton@sernanp.gob.pe

ZONA RESERVADA ZONA RESERVADA

ZONA RESERVADA BOSQUE DE ZÁRATE
La Zona Reservada Bosque de Zárate tiene una superficie total de 545,75 hectáreas y se ubica en el distrito de San Bartolomé, provincia de Huarochirí, departamento de Lima; además pertenece a la vertiente occidental de los Andes Centrales, y comprende la cuenca del río Rímac a través de un tributario del río Seco. Es por ello la importancia de su conservación, dicho sistema hídrico constituye una fuente significativa de agua para  el desarrollo agrícola y pecuario de las poblaciones aledañas y del interior de la zona.

El Bosque de Zárate constituye una suerte de “reliquia natural”, uno de los pocos bosques que sobreviven en la zona del centro; está compuesto por una diversidad de pisos ecológicos que originan una variedad de comunidades de vegetales de las vertientes occidentales del Centro del Perú.

Otra de las características más resaltantes de la Zona Reservada Bosque de Zárate es que su altitud va desde los 1 850 m.s.n.m a los 3 600 m.s.n.m, lo que permite que cuente con diferentes climas, originando así la presencia de una gran biodiversidad, entre ellos varios árboles endémicos de la zona como Barnadesia blakeana Ferreyra y Myrcianthes quinqueloba (McVaugh) McVaugh.

la Zona Reservada Bosque de Zárate corresponde a un Área de Importancia para la Conservación de Aves – IBA, lo que potencia aún más, junto con otros recursos del área, un desarrollo de valores para la investigación, el turismo, la educación ambiental, así como un primordial  potencial genético. La mejor época para visitarlo es entre los meses de abril a junio, cuando la montaña luce verde y sus quebradas cargan agua.

OBSERVACIÓN FLORA, FAUNA OBSERVACIÓN FLORA, FAUNA

La flora de la Zona Reservada Bosque de Zárate alberga una vegetación en especial arbustiva y herbácea que es muy variada, hallándose especies nuevas para la ciencia como  el árbol Myrcianthes quinqueloba de la familia Myrtaceae y Barnadesia blakeana de la familia Asteraceae. (ProNaturaleza, 2004).

En cuanto a sus valores faunísticos, es importante destacar que de la fauna presente en el bosque de Zárate, sobresalen las aves, tal es el caso de las siguientes especies en situación de amenaza: En Peligro: Vultur gryphus “cóndor andino” y Poospiza rubecula “dominiqui pechirrufo” y en situación vulnerable: Zaratornis stresemanni “cotinga cachetiblanco”.

Asimismo, en cuanto a invertebrados se han hallado nuevas especies para la ciencia como: Rhinocricus zaratensis, Catharosoma mamillatum, Newportia ignorata y Epinannolene flagellosa (Valencia y Franke 1980). (ProNaturaleza, 2004).

RUTAS TURÍSTICAS RUTAS TURÍSTICAS

La Zona Reservada presenta diversas rutas o accesos que permiten apreciar la gran belleza y el atractivo de la variedad de formaciones vegetales y diversidad de fauna silvestre debido a sus diferentes pisos altitudinales y climas. También es ideal para llevar a cabo actividades como el trekking, entre otros tipos de turismo de aventura. Asimismo, debido a su importancia como IBA, presenta potencial para el turismo ecológico de observación de aves.

SITIOS ARQUEOLÓGICOS SITIOS ARQUEOLÓGICOS

Existen restos arqueológicos en todo el valle del río Rímac y en el mismo Bosque de Zárate, en los cuales el material predominante es la piedra.

Entre los restos arqueológicos se cuentan poblados, necrópolis, terrazas de cultivo y complicados canales de riego. Se trata de evidencias de una ocupación humana precolombina, un misterioso grupo que habitó las alturas y que necesariamente influyó en el equilibrio del bosque.

CLIMA CLIMA

El bosque de Zárate pertenece a los denominados bosques Nublados Secos, los que se encuentran en las vertientes occidentales de los andes , entre los 2500 y 3200 msnm de altitud. Se caracterizan por una alta humedad así como una frecuencia de nieblas durante los meses de verano (Diciembre – Marzo) y por su sequedad en invierno.

Al estar el bosque enclavado en los Andes, las precipitaciones se dan desde el mes de Noviembre y se prolongan hasta inicios de Mayo, teniendo una mayor intensidad en los meses de Febrero y Marzo. Se presentan acompañadas de neblinas que ascienden desde la Costa.

La contribución de agua por las nieblas durante la época de lluvia y su efecto en la disminución de la radiación solar directa crean condiciones de temperatura que ayudan al desarrollo de la vegetación existente en las laderas, ya que provoca un aumento en la humedad disponible la cual es absorbida por las plantas.

La precipitación presenta una gradiente de aumento con la altitud. En la parte baja (1500 m.s.n.m.) hay una precipitación de 170 mm anuales, incrementándose a los 2860 m.s.n.m. (zona del bosque) a 360mm de acuerdo a datos citados por Valencia.

La temperatura presenta una gradiente de disminución con la altitud. La temperatura media anual estimada para la parte baja (1900  m.s.n.m ) es de 15,3ºC y para la parte media (bosque) a los 2860 m.s.n.m. es de 11,8ºC. (ProNaturaleza, 2004)