Aprovechamiento sostenible de los recursos naturales: nuestra visión de la conservación

 

A lo largo del tiempo, se han desarrollado numerosas estrategias cuyo objetivo final era la conservación, pero muchas veces sin tener en cuenta las necesidades de las poblaciones asentadas en los alrededores o al interior de las ANP que deseamos conservar. Actualmente, la estrategia para conservar ha evolucionado adaptándose a nuevos retos; el gran desafío de hoy es tener como aliado y socio principal de la conservación a la población local, a través del beneficio que proporciona el uso sostenible de recursos naturales. Lo que además implica el compromiso ineludible de respeto y cumplimiento a los dispositivos de manejo que se deben aplicar.

Como parte de este proceso, el Plan Estratégico Institucional del SERNANP busca “promover el desarrollo de inversiones productivas y compatibles en las ANP y su Zona de Amortiguamiento”. Es así, que el equipo de la Unidad Operativa Funcional de Manejo de Recursos ha considerado el desarrollo de un proceso que contribuya directamente a la obtención de este resultado, mediante una serie de acciones que permitan lograr un sinceramiento de la situación existente que haga posible la formalización del uso de recursos y/o la promoción del otorgamiento de nuevos derechos, la promoción y seguimiento de investigación, el monitoreo del estado de las especies sobre manejo y el fortalecimiento de capacidades de los grupos organizados que hacen aprovechamiento de flora o fauna silvestre. Estas actividades se realizan en coordinación permanente y directa con la población local, teniendo en cuenta la categoría, zonificación y escenario en las que se encuentra el recurso natural a ser aprovechado sosteniblemente en el ANP.

Para este año 2017, nos hemos planteado como meta, en coordinación con las instituciones competentes, población local y el soporte de los profesionales de las Jefaturas de las ANP; incrementar el número de áreas que realizan la formalización del aprovechamiento de recursos naturales, establecer protocolos de monitoreo a nivel del Sistema de por lo menos 3 especies, e implementar un mecanismo de diferenciación para los productos provenientes de las ANP, así como reforzar nuestras alianzas con las universidades e institutos de investigación.

Estas acciones contribuyen a que el manejo sostenible de recursos se fortalezca y sea una oportunidad para conocer quiénes y cuántos se dedican a estas actividades; así como también respetar los límites y cuotas para el uso sostenible y consolidar los vínculos de trabajo y participación social con las poblaciones locales, haciendo que las ANP dejen de ser espacios alejados de la realidad y se conviertan en un ejemplo de respeto y convivencia. Asimismo, puedan convertirse en espacios que representen su futuro, donde puedan consolidar su identidad, mantener su seguridad alimentaria, mejorar sus ingresos y ser los constructores de su propio desarrollo, aprendiendo y sistematizando sus conocimientos locales.

Este cambio no es fácil, es un proceso y significa el rompimiento de paradigmas con los cuales nos hemos ido formando, pasando por un proceso de capacitación y empoderamiento del personal del SERNANP, como promotores que contribuyan a la conservación pero también al desarrollo de la población. Este cambio involucra mucho más que una reducción o disminución de presiones; implica un compromiso, una responsabilidad, una forma diferente de concebir las cosas, para hacer más sostenible la conservación, en favor y beneficio de todos los peruanos.

 

Carlos Sánchez Rojas
Responsable de la Unidad de Manejo de Recursos-DGANP
SERNANP