La Puya Raimondii.- Es una especie endémica de la zona altoandina de Bolivia, Chile y Perú, crece a altitudes de 3.200 a 4.800 msnm. No solo es la más grande especie del género puya sino de las mismas bromeliáceas. Puede alcanzar 3 a 4 metros de altura en crecimiento vegetativo, pudiendo alcanzar hasta 12 m. de altura con la inflorescencia y produce racimos hasta de 8 mil flores y 6 millones de semillas por planta. Lo increíble de ellas es que pueden vivir más de 100 años, sin embargo, está considerada como una especie en riesgo. Dicen los lugareños que la planta florece sólo cuando llega a cumplir los cien años de edad, y después de soltar sus semillas (produce 6'000,000 de semillas), luego de esto, la planta muere.

La Puya está amenazada por diferentes factores: es utilizada como combustible, como comida para animales, material de construcción, así como por la quema de su base pues los rebaños de ovejas se enganchan en las duras espinas de sus hojas.

Es por ello, que esta especie emblema para nuestro país es protegida en más de xxx ANP. La Reserva y el Santuario Nacional de Capiluy, el Parque Nacional Huascarán, la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas y la Reserva Nacional de Pampa Galeras-Bárbara D´achille son algunas de ellas.

 

El dato: A finales del 2010, el Bosque de Puya Raimondi-Titankayocc se declaró como nueva área natural protegida de administración regional en el departamento de Ayacucho. Se trata del bosque de puya más extenso y denso registrado en el país. 

 

Orquídeas (Orchidaceae).- De las 30 mil especies de orquídeas en el planeta, 4 mil habitan en el Perú. Son plantas que pertenecen a la familia Orchidaceae las “más evolucionadas”, el 97% de ellas necesita de un polinizador, generalmente son los insectos como abejas, avispas, moscas, mariposas y por los picaflores. Lo fascinante de ellas son sus flores, caracterizadas por las más sorprendentes formas, tamaños y colores.  (INKATERRA)

La diversidad de microclimas en el Perú permite el crecimiento de una gran diversidad de especies de orquídeas, se estima que el número real podría oscilar entre 2500 y 3500 especies silvestres distribuidas en las diferentes zonas de vida que tiene nuestro país.

 

 

Gran parte de estas especies se encuentran en las áreas naturales protegidas de montaña (ver mapa). Por ejemplo, sólo en el Santuario Histórico de Machupicchu ha surgido la mayor colección y el mayor conocimiento sobre las especies peruanas, desde el año 1936. Se tiene identificado más de 450 especies que representan el 26% de la flora Orchidaceae del Perú.

Sobre esta riqueza invalorable, el SERNANP lleva a cabo un programa de conservación de éstas especies que involucra principalmente acciones de monitoreo de los establecimientos clandestinos, a fin de devolverlos a su hábitat natural.

 

El dato: Sabías que la orquídea zapatito gigante (Phragmipedium kovakii) es la más grande del mundo, endémica de Perú y vive en el Bosque de Protección Alto Mayo

 

 

Mangle. Es una especie de árbol que puede tolerar concentraciones altas de sal y sobrevivir en terrenos llenos de agua. Para poder desarrollarse bajo estas condiciones se requieren ciertas adaptaciones en sus estructuras especializadas que les permiten el intercambio de gases en suelos sin oxígeno.

El mangle forma parte del ecosistema manglar, uno de los más ricos y biodiversos del mundo. Juega un papel importante en el funcionamiento de este ecosistema, por ser un eslabón importante en la cadena alimenticia de algunas especies hidrobiológicas incluyendo algunas de gran importancia comercial para el hombre. Los mangles actúan como criadero para diferentes especies de organismos, sobre todo, durante sus etapas juveniles proporcionando entre otras cosas la protección necesaria para el desarrollo y crecimiento de los mismos.

 

El dato: El Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes protegen el bosque de manglar, único y representativo del norte peruano. En él, habitan especies de flora y fauna en vías de extinción, como el cocodrilo de Tumbes. 

 

Totora.- Es una planta que crece, tanto de manera silvestre como cultivada, en lagunas, zonas pantanosas, huachaques y balsares de la costa y sierra del Perú, desde el nivel del mar hasta los 4,000 m de altitud.

Tiene una enorme importancia social, económica y ecológica. En su estado tierno es utilizada como forraje para el ganado de todo tipo, incluidos los camélidos, y es considerada la base de la alimentación del ganado de la zona ribereña. Cuando está madura es secada al sol para ser utilizada como materia prima en la artesanía, construcción de embarcaciones, colchones, viviendas y para construir los islotes flotantes de los Uros. Además, el cuello de la totora denominada “chullo”, es utilizada en la alimentación humana, al igual que los rizomas.

Sin embargo, aunque no existen datos precisos al respecto, se estima que la totora se encuentra en una situación incierta, debido a la sobreexplotación sin reposición de sus estoques, hecho que viene ocurriendo desde hace siglos en los cada vez más impactados humedales del Perú.

 

El dato: La Reserva Nacional del Titicaca conserva este tipo de flora. El ecosistema de los totorales de orilla es muy frágil. Una elevación del nivel del lago asfixia a los retoños y desprende grandes manojos de totorales. Igualmente, un descenso por escasa precipitación y sequías deja al descubierto y en condiciones de tierra firme inmensas áreas de totorales, quedando expuestas al pastoreo, quema y desecamiento. 

 

Algarrobo (Prosopis pallida).- Es un árbol de tronco grueso, ramas retorcidas, copa frondosa, menudas hojas y abundante inflorescencia, que crece de manera silvestre en la costa norte del Perú hasta los 1,500 msnm.

Desde tiempos ancestrales, aporta muchos beneficios al hombre peruano, gracias a sus múltiples cualidades como alimento, forraje, abono, madera, medicina y materia prima para el desarrollo de diversas actividades económico-productivas.

Constituye una especie importante para el control de las dunas, la captación de nitrógeno del aire y su fijación en el suelo, y la incorporación de materia orgánica a partir de la descomposición de sus hojas y ramas.

Con él se prepara la algarrobina, que es un energizante natural de alto contenido protéico y gran demanda en los mercados internacionales. Además, sus flores son un excelente recurso para la producción de miel, jalea, polen y cera.

El algarrobo es considerado "un regalo" por los pobladores del norte del país, como las comunidades asentadas en las zonas de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas como el Coto de Caza el Angolo y el Santuario Histórico Bosque de Pómac. Y es que a pesar de crecer en las zonas más áridas, usando mínimas cantidades de agua, ofrece múltiples beneficios de gran importancia para la región.

 

El dato: dentro del Santuario Histórico Bosque de Pómac existe un enorme algarrobo de forma caprichosa, de más de 500 años, es el símbolo de los algarrobos del país, al cual los lugareños atribuyen milagros y leyendas. A pesar de parecer ya vencido, sigue vivo y produciendo. Su nombre, el “árbol milenario”.

 

VOLVER

 

Fuentes: Guía Oficial de Áreas Naturales Protegidas y Perú Ecológico