Patricia Goretty Buendía Metsoquiari: La heroína de la conservación

 

Su amor por las áreas naturales protegidas se inició desde muy joven cuando se convirtió en guardaparque voluntario del Parque Nacional Otishi. Esta emocionante experiencia le permitió conocer más sobre la naturaleza, su importancia y el papel que juega en beneficio de las comunidades locales.

Patricia recuerda gratamente que se convirtió en una guardaparque oficial de esta área protegida el 4 de mayo de 2009, fecha que marcó su vida ya que de ahora en adelante se dedicaría a la conservación de nuestra biodiversidad. “Para mí es un honor trabajar en las áreas naturales protegidas ya que siento un profundo amor por la biodiversidad y el rol que cumple cada especie que se encuentra en los bosques”, expresa con gran satisfacción.

Entre las actividades que más disfruta están los patrullajes especiales, las expediciones de monitoreo biológico y las acciones de educación ambiental, compartiendo estas experiencias con niños, jóvenes y adultos, “enseñando como el hombre y la naturaleza pueden y deben vivir en armonía”.

Patricia tiene muchas anécdotas que contar pero hay una especial que recuerda con cariño y orgullo: “Participé en la primera expedición de 33 días que se realizó monte arriba en el Parque. Allí aprendí más de nuestra maravillosa naturaleza con mis compañeros y los biólogos del Jardín Botánico de Missouri. Durante todos esos días se logró realizar una gran colecta de 395 plantas vasculares agrupadas en 268 géneros y 106 familias. Fue una excelente experiencia”, nos comenta.