La flora peruana

¿Sabías que el Perú cuenta con el 10% de las especies de flora del planeta?, esto se debe a que alberga alrededor de 25 mil especies diferentes gracias a las 11 ecorregiones existentes en nuestro territorio; asimismo, el 30% de ellas son endémicas, es decir únicas en el mundo. ¡Asombroso!

Además, somos el primer país en número de especies de plantas de propiedades conocidas con 4.400  y  el  primero en  especies nativas domesticadas con 128 ejemplares. (Comisión Nacional de Diversidad Biológica)

Asimismo, es el primer país en variedades de papa (9 especies domesticadas y unas 3 000 variedades), de ajíes (5 especies domesticadas y decenas de variedades), de maíz (36 ecotipos), de granos, tubérculos y raíces andinos.

 

 

Es el mayor centro de diversidad genética del algodón de América del Sur o algodón peruano (Gossypium barbadense), que es un insumo de material genético imprescindible para el mejoramiento de los algodones cultivados, como el pima y el tangüis. Y tiene un muy alto sitial en frutas con 623 especies, cucurbitáceas, plantas medicinales con 1 408 especies y ornamentales con 1 600 especies, y plantas alimenticias con unas 1 200 especies.

Y sin lugar a dudas, es muy destacable que el Perú ocupe el primer lugar del ránking mundial de países con mayor número de especies de orquídeas con 1816.

 

 

 

 

Nuestra flora endémica, un privilegio

Al igual que en las especies de fauna, existe flora que puede ser endémica, es decir, que sólo existe y se le encuentra en determinada parte del mundo.

Los departamentos con mayor número de taxones endémicos corresponden a aquellos con territorio ubicado en las vertientes andinas, con amplio rango altitudinal y ecológico, siguiendo la tendencia general de la flora endémica peruana. (Libro Rojo de la flora endémica del Perú, Blanca León)

Si bien, la extrema riqueza de la flora endémica peruana es motivo de orgullo para todos los peruanos, al mismo tiempo representa un reto muy grande para el Estado y sus aliados en la conservación de ellas. Por tal motivo, áreas naturales protegidas como el Santuario Histórico de Machupicchu, el Parque Nacional del Río Abiseo y la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana conserva importantes poblaciones de estas especies en su interior.

Asimismo, en un estudio científico, realizado en el año 2006 por Blanca León, se obtuvo que los Parque Nacionales constituyen, sin duda, los lugares que albergan la mayoría de taxones endémicos, seguidos por los Santuarios y las Reservas Nacionales.

 

 

 


¿Puede una especie florística estar en peligro de extinción?

Lamentablemente, la respuesta es sí. La pérdida de hábitats, el sobrepastoreo, el tráfico de especies, entre otros, son las causas más resaltantes para que esta condición de vulnerabilidad no solo sea inherente a las especies de fauna, sino también a la flora.

Es por ello, la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica identifica y prioriza los componentes de la biodiversidad y de los procesos que la amenazan, estableciendo entre sus acciones la clasificación y agrupaciones de ellos de acuerdo a las siguientes categorías: los que deben ser conservados, los que requieren atención prioritaria, y los que están amenazados.

Actualmente, unas 777 especies de flora silvestre se encuentran en situación de amenaza, de las cuales 404 corresponden a las órdenes Pteridofitas, Gimnospermas y angiospermas, 332 especies pertenecientes a la familia Orchidaceae, y 41 especies son de la familia Cactaceae, distribuidas indistintamente en las categorías: En Peligro Crítico (CR), En Peligro (EN), Vulnerable (VU) y Casi Amenazado (NT). (ver lista completa)

Es decir, que especies de flora como el bálsamo, varias especies de orquídeas endémicas, el cedro, el algodón silvestre, el romerillo, el algarrobo, el mangle blanco, entre otros podrían desaparecer para siempre en los próximos años.

CONOCE TAMBIÉN: ESPECIES EMBLEMÁTICAS EN ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

 

VOLVER PÁGINA PRINCIPAL