Saltar al contenido
Icono

Objetivo

Conservar la diversidad biológica, procesos ecológicos y formaciones geológicas existentes en la cuenca del ríos Yaguas, que nace en la selva baja sin conexión a los Andes; y por representar una importante fuente de fauna ictiológica para las poblaciones y comunidades nativas asentadas en la cuenca media y baja del río Putumayo y en la cuenca del río Ampiyacu, y por su contribución a mitigar los efectos del cambio climático a escala global.

Icono

Ubicación

En el distrito de Putumayo, provincia de Maynas y en los distritos de Pebas, San Pablo y Ramón Castila en la provincia de Mariscal Ramón Castilla, departamento de Loreto.

Icono

Creación

El 26 de julio del 2011, mediente la Resolución Ministerial Nº 161-2011-MINAM.

Icono

Extensión

868 927.84 hectáreas

Icono

Modificación

El 11 de enero del 2018, mediante Decreto Supremo N° 001-2018-MINAM

Icono

Contáctenos

Oficina Central: Calle Napo N° 1198 – Iquitos
Tlf: (51)(065) 607298

ttorres@sernanp.gob.pe

Icono

Categorización

El 11 de enero del 2018, mediante Decreto Supremo N° 001-2018-MINAM

PARQUE NACIONAL PARQUE NACIONAL

Si tuviéramos la posibilidad de describir el Parque Nacional Yaguas en tres palabras, estas serían belleza, equilibrio y vida, y es que esta área natural protegida, ubicada en la parte baja de la cuenca del río Putumayo en el departamento de Loreto, brinda las condiciones ecológicas perfectas para que en un escenario fascinante y místico habiten una vasta variedad de especies de flora y fauna, a su vez que brinda servicios ambientales a las comunidades nativas asentadas en el río Putumayo y 2 en el río Yahuas (pertenecientes a los grupos étnicos Quichua, Bora, Ticuna, Huitoto y Yagua), las mismas que con sus prácticas y costumbres tradicionales ancestrales aprovechan los recursos naturales de manera sostenible.

Yaguas se posiciona como una de las áreas protegidas que aún conserva y protege bosques tropicales intactos que regulan los ciclos hidrológicos de las dos cuencas antes mencionadas, brindando además servicios ambientales como el almacenamiento de dióxido de carbono como mecanismo viable para la mitigación del calentamiento global, que de manera directa o indirecta, van a beneficiar a las comunidades aledañas y al mundo entero.

Asimismo, debido a que abarca un amplio rango de hábitats acuáticos, que van desde los pequeños arroyos de cabeceras hasta las grandes cochas a lo largo de los majestuosos ríos principales, el Parque Nacional Yaguas también es reconocido por proteger la selva baja, región más diversa en especies de peces locales y migratorias de todo el Perú.

Por otro lado, una de las características más resaltables de Yaguas, es que gracias a su reconocimiento se ha creado un corredor biológico continuo de bosques que facilita el flujo genético en la cuenca del río Putumayo, desde el Parque Nacional Natural Río Puré, Parque Nacional Natural Cahuinari y Parque Nacional Natural Amacayacu en Colombia, y las Áreas de Conservación Regional Maijuna Kichwa y Ampiyacu Apayacu, en Perú.

OBSERVACIÓN FLORA, FAUNA OBSERVACIÓN FLORA, FAUNA

El privilegio del Parque Nacional Yaguas también trasciende en el hecho de que todas sus comunidades de plantas y animales se encuentran en un estado excelente de conservación.

Esto hace posible que Yaguas sea un paraíso para la investigación científica, ya que en los últimos años se han ido descubriendo nuevas especies para ciencia, 8 de peces de los géneros Ituglanis, Centromochlus, Mastiglanis, Batrochoglanis, Ancistrus, Ammocryptocharax, Characidium y Synbranchus; 3 de anfibios y 1 de aves en el género Herpsilochmus aún no descrita.

Además, protege y conserva especies bajo algún tipo de amenaza como el lobo de río, el oso hormiguero, el mono choro común, el caimán, la tortuga motelo, entre otras.

En cuanto a su flora, también se registran 9 especies nuevas para la ciencia de los géneros Aphelandra (Acanthaceae), Calathea (Marantaceae), Carpotroche (Achariaceae), Mayna (Achariaceae), Cyclanthus (Cyclanthaceae), Pausandra (Euphorbiaceae) y Palmorchis (Orchidaceae); además de poblaciones saludables de especies maderables importantes como tornillo, la marupá, la catahua, la pashaca, la lupuna, entre otros.