Saltar al contenido
Guardaparques comunales de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca son reconocidos por su destacada labor por la conservación

Durante los últimos 10 años, los guardaparques comunales voluntarios han sido los principales aliados en la gestión y conservación de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca (RNSAB), cuyo incansable compromiso con esta área natural protegida ha permitido reducir las amenazas y mejorar los índices de conservación de la biodiversidad.

Es por ello que el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) realizó un reconocimiento especial a los guardaparques comunales Nicolás Choque, José Casani, Lorenzo Cruz e Isaac Cuaquira, por demostrar un fuerte compromiso, amor y vocación por la conservación de esta área natural protegida ubicada en los departamentos de Arequipa y Moquegua.

Este reconocimiento se realizó en el marco de la Asamblea General Ordinaria del Comité de Gestión de la RNSAB, y fue otorgado por el jefe de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, el presidente del Comité de Gestión y un representante de DESCO, ejecutor del Contrato de Administración del área protegida.

Asimismo, estos 4 destacados guardaparques comunales recibieron, por parte de la empresa Azteca Comunicaciones Perú SAC, un incentivo económico que constituye un valioso aporte para sus familias.

De igual manera, se otorgó un reconocimiento especial a Leopoldo Choque Quispe, guardaparque oficial de la Reserva, por su destacada labor en la conservación de esta área natural protegida.


Lima, 11 de enero de 2016

Comunicaciones SERNANP

Comparte:
Ultimas noticias
Ultimas noticias
Durante más de 90 años, la rata chinchilla arborícola de Machupicchu se consideró extinta, hasta su primer registro fotográfico en 2009.
Participaron especialistas de las municipalidades distritales de Echarate y Megantoni, así como personal de la Reserva Comunal Machiguenga.
Se informa la suspensión temporal de actividades en todas las ANP a nivel nacional hasta el martes 30 de junio.
Son más de 700 personas beneficiadas de cinco comunidades nativas de los pueblos Isconahua y Shipibo-conibo.